logo maralfalfa MARALFALFA mx
Inicio| Historia| Características| Contacto
 
 
Origen de la Maralfalfa

Existen varias hipótesis
Jesuita José Bernal Restrepo 1979.
Diversos híbridos producen alta calidad nutricional.
Galería Fotográfica »
 
 
Historia de la Maralfalfa



Investigación realizada por la Facultad de Ciencias Agropecuarias de la Universidad Nacional de Colombia

El origen del pasto maralfalfa (Pennisetum sp) es aún muy incierto. Existen varias hipótesis al respecto entre las que se encuentra la del sacerdote Jesuita José Bernal Restrepo (1979) quien aseguraba que fue el resultado de la combinación de varios recursos forrajeros entre los cuales están el pasto elefante (Pennisetum purpureum), una grama nativa (Paspalum macrophylum), el gramalote (Paspalum fasciculatum), la alfalfa peruana (Medicago sativa) y el pasto brasilero (Phalaris arundinacea). Sostenía, además, que este pasto fue una creación suya resultado de la aplicación del denominado Sistema Químico Biológico (S.Q.B), desarrollado por este mismo autor y que es propiedad de la Universidad Javeriana. Los fundamentos y la metodología que sigue el SQB no son descritos por Bernal (1979) lo que le resta seriedad y credibilidad a sus publicaciones.

Por otro lado, Sánchez y Pérez (Comunicación personal) afirman que dicho pasto podría corresponder a un Pennisetum hybridum comercializado en Brasil como Elefante Paraíso Matsuda coincidiendo con lo que afirma Hajduk (2004). Este pasto fue el resultado de la hibridación del Pennisetum americanum (L.) Leeke con el P. purpureum Schum (Hanna et al, 1984). Según Hanna et al (1984), este híbrido es un triploide que puede ser obtenido fácilmente y combina la calidad nutricional del forraje del Pennisetum americanum (L.) con el alto rendimiento de materia seca del P. purpureum Schum. Este híbrido, sin embargo, es estéril por lo que para obtener híbridos fértiles se ha utilizado Colchicina con lo que duplica el número de cromosomas y se obtiene un híbrido hexaploide fértil (Macoon, 1992).

Diversos híbridos han sido desarrollados en Estados Unidos con muy buenos resultados tanto en producción como en calidad nutricional (Macoon et al, 2002).

El Pennisetum hybridum fue introducido al Brasil en 1995 a través de la Empresa Matsuda (Vilela, 2004). Actualmente existen algunas variantes disponibles en el Brasil que han sido sometidas a evaluaciones agronómicas (Lira et al, 1998; Vilela et al, 2003a) y productivas (Vilela et al, 2003b) con resultados muy promisorios.

De esta manera, si el pasto maralfalfa utilizado en Antioquia corresponde al P. hybridum comercializado en brasil como elefante paraíso matsuda, será necesario establecer, además, a cual (o cuales) variedad corresponde.


Facultad de Ciencias Agropecuarias de la Universidad Nacional de Colombia
Desarrollado y Diseñado por
www.akirabits.com